Ruta en coche: Ruta Camino a Guadalupe

  • 1Alcaudete de la Jara
  • 2El Campillo de la Jara
  • 3Gálvez
  • 4Guadamur
  • 5La Nava de Ricomalillo
  • 6Los Navalmorales
  • 7Navahermosa
  • 8Polán
  • 9Puerto de San Vicente
  • 10San Bartolomé de las Abiertas
  • 11San Martín de Pusa
  • 12Santa Ana de Pusa
  • 13Toledo
  • 14Villarejo de Montalbán


Con esta ruta denominada el Camino de Guada­lupe por los Montes de Toledo se pretende dar a conocer el trayecto que tradicionalmente, en acto de peregrinación, los fieles realizaban desde la ciudad de Toledo hasta el Monasterio de nuestra señora de Guadalupe.

Aunque en la actualidad el trayecto se encuentra en su mayor parte cubierto por carreteras, los peregrinos que estén dispuestos a realizar este camino pueden hacer­lo adentrándose en los municipios por los que discurre, y así conocer la riqueza que guardan.

La ruta encuentra su punto de inicio en la ciudad de Toledo, concretamente en el Puente de San Martín, puente medieval situado en la zona oeste de la capital desde el que se contempla una vista magnífica de la ciudad im­perial. Fue construido a cargo del arzobispo don Pedro Tenorio en el siglo XiV, quien dispuso la traza definitiva de cinco arcos y dos torreones hexagonales almenados en ambos extremos. Durante el reinado de Carlos ii de Es­paña se reformó, ensanchándose sus accesos y, un siglo más tarde, se pavimentó. De ambas reformas queda una inscripción en el muro interior del torreón de entrada.

Partiendo del Puente san Martín y siguiendo la Carre­tera CM-401, a unos 15 kilómetros nos desviamos y encontramos el municipio de Guadamur, del que es conocido su Castillo datado del siglo XV y construido por Pedro López de Ayala. destacar el Centro de In­terpretación del Tesoro del Guarrazar, en el que se encuentran réplicas del Tesoro de Guarrazar; el Museo de Artes y Costumbres populares de los Montes de Toledo situado en la antigua Ermita de San Anto­nio Abad; la Iglesia Parroquial Santa Mª Magdale­na y la Ermita de Nuestra Señora de la Natividad.

Retomando el camino por la CM-401, nos encontra­mos el municipio de Polán, del latín “poblamiento”. En él visitar, el Castillo del siglo Xii del que se conser­van tan sólo algunos restos del paño de la muralla, así como las dos torres; la Iglesia de San Pedro y San Pablo, reseñando que en su interior guarda una “Pie­dad” de Luis de Morales; la Ermita de San Sebastián y sus históricas casonas, la Casa Bejerano del siglo XiX, la Casa de las Columnas, con una portada del siglo XVii y la Casa Dorado de los siglos XiX y XX.

A unos 14 kilómetros, nos adentramos en el municipio de Gálvez, del que se destaca el artesonado y la torre mudéjar de su Iglesia Parroquial San Juan Bau­tista, mencionar también la existencia de una antigua judería con sinagoga que desapareció con la expulsión de los judíos en 1492. desde Gálvez, el camino nos conduce al municipio de Navahermosa, localidad de contrastes que entremezcla lo antiguo y lo moderno logrando una perfecta armonía. En él, el peregrino pu­ede visitar la Parroquia de San Miguel Arcángel; la Ermita de San Sebastián; la Ermita de Nuestra Se­ñora del Milagro “La Milagra”, situada en la serranía que rodea el pueblo; el Castillo de Dos Hermanas, fortaleza construida a principios del siglo Xiii. La car­retera discurre por el municipio y a 3 kilómetros, a la izquierda, se observa el Puente Viejo de las Majadil­las que tantas veces cruzaron los peregrinos que se dirigían a Guadalupe.

Continúa la ruta hacia Los Navalmorales, municipio que hasta el 1835 lo componían dos poblaciones dis­tintas, navalmoral de Pusa y navalmoral de Toledo. Prueba de ello es que hoy en día está formado por dos grandes barrios, divididos por la constante corriente de agua del arroyo navalmorales. Tras visitar la Parroquia Nuestra Señora de la Antigua nos dirigimos al Cerro santo, donde se enclava la Ermita San Sebastián y desde donde podemos disfrutar de las magníficas vis­tas de la sierra de Gredos, del Valle del Tajo y de los Montes de Toledo.

Desviándonos del camino habitual y tomando la Carret­era CM-4102 llegamos a San Martín de Pusa, donde el peregrino puede visitar la Iglesia Parroquial de San Martín Obispo, la Ermita del Cristo de Valdelpozo y el Palacio de los Antiguos Señores de Valdepusa. A escasos 8 kilómetros el municipio de Villarejo de Mon­talbán nos recibe con su riqueza paisajística y arquitec­tónica, destacándose el Puente Romano y la iglesia Parroquial en honor a la Virgen de la Paz.

Retomando la CM-4102 entramos en San Bartolomé de las Abiertas, destacando la Parroquia de San Bartolomé Apóstol y edificios señoriales como la Casa Curato o la Casa Getsemaní. Tras esta visita se tomamos la CM-4101, dirección a Santa Ana de Pusa, donde el peregrino puede visitar el Museo Et­nográ��o “El Canchar”, el Molino y el Puente del Pusa. Es aquí donde nuestra Comarca Montes de To­ledo abandona al peregrino invitándole a proseguir la ruta, para concluir así este Camino Guadalupe.

El peregrino continuará la ruta por la carretera n-401 ha­cia Alcaudete de la Jara, allí tomando la n-502 llegamos a La nava de ricomalillo. Continuamos hacia El Campil­lo de la Jara, el Puerto de san Vicente, donde cruza­mos a Extremadura, seguimos hacia Alía para llegar así Nuestra Señora de Guadalupe. santuario de la Patro­na de Extremadura, joya histórico artística que en 1.993 mereció ser considerada y tenida como Patrimonio de la Humanidad, El Monasterio y su Virgen Morena tienen en su haber más de siete siglos de historia y vida.
EsMasEmily Blue